Cosas para hacer y lugares para visitar GRATIS en Tokio.



Información basada en nuestro recorrido de 2 meses y medio por Japón,
durante los meses de junio a agosto del 2013.

Estuvimos 1 mes en Tokio y alrededores, y aprovechamos las cosas gratis para hacer en la ciudad.
Tokio es una sumatoria de barrios y no tiene un ícono o lugar emblemático para visitar. No hay una foto típica de Tokio. Lo que a nosotras nos impactó fue su ambiente, la personalidad de cada barrio de la ciudad, lo diferente que es la gente, sus actitudes y comportamientos. 

Si te alejas del ajetreo de las estaciones de tren lo que encontrarás son calles vacías, muy muy tranquilas, sin casi gente, poco tráfico, casas bajitas, bicicletas. Una vida de barrio que por lo menos nosotras no nos imaginábamos. Incluso cerca de los lugares turísticos caminas un poco y ya estas fuera del agobio de las multitudes. Eso fue lo que más nos gustó de esta ciudad.

Así que lo recomendamos es patearte los barrios, perderte por las calles y por supuesto visitar todo lo gratis que tiene la ciudad. Lo mejor es hacerte con la guía práctica de Tokio, que dan en el aeropuerto o cualquier oficina de información, (disponible en varios idiomas, también es español). Hay info útil de todas las zonas para visitar en la ciudad, mapas e itinerarios, museos, atraciones, lugares y actividades gratuitas.



Os dejamos información de algunas cosas que a nosotras nos gustaron y que puedes hacer GRATIS en Tokio.

  • Cruzar caminando el Rainbow Bridge para ir a la zona de Odaiba 
La zona de Odaiba está llena de centros comerciales y lugares de ocio. Es una buena opción para salir del centro de la ciudad y acercarse al mar. 


Cruzamos caminando el Rainbow Bridge para ir a Odaiba  y sin duda, fue uno de los paseos y vistas que más nos gustaron de Tokio. La mayoría de turistas cruzan en tren (el famoso tren sin conductor de Tokio), pero la vía va por la mitad y poco se puede ver. Regresamos en bus, que es más barato que el tren, pero tampoco se pueden ver las vistas que tienes si vas caminando. 
Comprueba los horarios de apertura ya que de noche se cierra a los peatones.

  • Visitar el Toyota Megaweb en Odaiba 
El Toyota Megaweb es un centro de exposición de coches gratuita donde puedes subirte a los vehículos, ver coches antiguos, visitar un taller de mecánica vestido con el overall de toyota, jugar con simuladores, entrar al megateatro y probar todas las entretenciones que tienen, todo gratis. Cuando fuimos había un concierto de las niñas del 4KB48 (café famoso) así que no tuvimos que hacer mucha cola para subirnos en las maquinitas.

Cerca queda la nueva estatua de Gundam. Los fines de semana suele andar mucha gente joven, así que el ambiente es interesante. También hay un centro comercial con diferentes secciones decoradas, tiendas de perros carísimos, coches antiguos ... seguro que no te aburres un fin de semana por aquí.
Ayuntamiento de Tokio


  • Subir a las torres del Metropolitan Building (Ayuntamiento de Tokio)

Estos rascacielos quedan cerca de la estación de Sinjuku, la más transitada del mundo. Cada una de las dos torres tiene un observatorio en el último piso y se puede visitar gratis. Las vistas son interesantes, a pesar de los cristales.

Están abiertas hasta las 9 de la noche, incluso los fines de semana. Nosotras subimos a las dos torres (sábado y domingo, una suele estar cerrada) y las vistas son similares.




  • Sentirte un marciano en medio de tanto freaky en Akihabara

Akihabara es la zona de la electrónica, del manga, del anime, los cosplays, los pachinkos… Sin duda, un lugar muy diferente, suponemos que con la mayor concentración de freakys del mundo.

Nosotras que somos "old fashion" disfrutamos viendo tanta gente joven diferente, alternativa y rara. Ni intentamos entender el morbo que tienen los japoneses con las niñas y como las aprovechan comercialmente  para disfrazarlas y que les sirvan en los cosplay (el más famoso es el 4KB48). Estos sitios no son gratis, e incluso pagando no puedes tomar fotos.

Calle en Akihabara
Entretención garantizada en esta zona de Akihabara, puedes entrar a los pachinko y a alguna de las tantas tiendas variopintas. No dejes de entrar en alguna de la franquicia Don Quijote, alucinarás con la mezcla increíble de lo que venden.

En la estación de tren (en realidad son varias, todo en uno), hay mapas de detalle de esta zonas con los comercios y tipo de negocio, disponibles en inglés.



  • Ver la Tokio Station desde arriba
Frente a la zona restaurada de la estación de Tokio hay varios edificios donde se puede subir gratis para ver las vistas de la estación. Aunque no tienen mucha altura desde sus terrazas se puede tener una buena perspectiva de la famosa estación. Si andas por allí y tienes tiempo puede ser un plan, pero tampoco te pierdes nada si no vas.

  • Ponerte un kimono, probar té japonés o hacer origami ... todo gratis

Una muy buena iniciativa de la Oficina de información Marunouchi es el café SEC. En este lugar puedes descansar un rato, tomar un té, hacer origami, ponerte un kimono, consultar libros, internet… Todo gratis, de momento.

Queda cerca de Tokio station (viene en los mapas), en un centro comercial, aunque no es tan obvio encontrarlo. Hay que preguntar por la oficina de información y en el segundo piso está el café. 

  • Agobiarte con tanta gente un fin de semana en la calle peatonal Takeshita 
Entre Shibuya y Shinjuku, se encuentra la zona de Harajuku, donde los fines de semana, especialmente, se reunen niñas y adolescentes, algunas disfrazadas, para ir de shopping a las muchas tiendas de ropa y diseño, o simplemente van a lucir sus trajes.

La mayor concentración de tiendas y gente está en la calle peatonal Takeshita, así que no hace falta tener agorafobia para sentir agobo entre la multitud, pero aún así, el ambiente y la gente es tan diferente que no te aburrirás.

Cerca queda el parque de Yoyogi para pasear y alejarte del agobio, a la vez que puedes visitar un bonito shrine.


  • Ver el comercio "religioso" y turístico en el templo de Asakusa .
El templo de Asakusa es el más turístico y visitado de Tokio, así que las multitudes están garantizadas. Toda la calle de acceso está cubierta de tiendas para turistas.
Recomendamos ir en la tarde, un poco antes de que cierren, ya que no hay tantos grupos y el agobio es algo menor.
Cerca queda la calle con artilugios de suministro a restaurantes, muestrarios de plástico, cazuelas, vajillas, etc. Si te queda tiempo.

  • Ver desde fuera y desde abajo el Skytree
El Skytree es la nueva atracción de Tokio, la torre de comunicación más alta del mundo en el 2013. Se puede ver desde muchos lugares de Tokio y queda cruzando el río, frente a Asakusa. Subir es caro pero se puede acercar y dar la vuelta por debajo gratis. 


  • Pasearte por el parque de Ueno, Ameyoko y Yanakaginza

Agradable parque, con varios templos, un zoológico, estanques, etc. Los principales museos de Tokio quedan acá, pero son de pago y no entramos.
Muy frecuentado los fines de semana por japoneses principalmente.
Cerca del lateral sur de Ueno queda la zona comercial de Ameyoko, donde si no estas cansad@ puedes recorrer varias calles peatonales con venta de ropa, pescado, joyas, etc. 
Hacia el norte, queda el barrio de Yanakaginza (estación de Nippori), con un ambiente más de pueblo, casas tradicionales, cementerios, templos. Sin duda un barrio diferente y que nos gustó recorrer.

Si te quedan fuerzas lo puedes compaginar con la visita de Asakusa, aunque hay una buena caminada entre ambos.

  •  Pegarte un madrugón para intentar ver la subasta de atunes y el mercado de pescado de Tsukiji. 
Es increíble que en teoría cualquiera pueda entrar a ver gratis la subasta de atunes más importante del mundo, pero la verdad es que es muy dificil ser una de las 120 personas que pueden acceder. Nosotras lo intentamos pero el madrugón no fue suficiente.

Primero, hay que estar alojado en un lugar cercano para que puedas ir caminando ya que los metros empiezan a funcionar a las 5 de la mañana y es demasiado tarde para llegar. O gastar una barbaridad en un taxi.

Y no es llegar sólo al mercado, que es inmenso, hay que encontrar la puerta por donde se accede a la subasta, así que a caminar más, ya que es en la zona del fondo (en los mapas del mercado, está claramente indicada, no hay pérdida; consulta le web del mercado). A nosotras nos llevó directas un amable repartidor japonés en un montacargas, al vernos medio perdidas al otro lado del mercado.

Una vez en la puerta tienes que ser de los 120 primeros en llegar. La primera subasta es a las 6 y la segunda media hora después. Pero las entradas las reparten teoricamente a las 5. Nosotras llegamos a las 4:30 y fue tarde, ese día las entradas las dieron a las 4. Nuestro amable repartidor nos dejó en la zona del mercado de pescado y allá que entramos ... hasta que los guardias nos sacaron porque sólo la abren al público a las 9 de la mañana. Hicimos varios intentos y siempre nos volvían a sacar. Pudimos ver cómo los compradores mayoristas escogen el pescado, como está todo bien empacado y limpio y poco más.
Hay que ir en persona al mercado, no se puede reservar online o de ninguna otra manera. 

Los lugares donde venden los sushis en el mercado son un timo, carísimos y los locales sin más, pequeños y poco agradables, pero allí estaban los turistas haciendo cola para entrar, increíble.

Así que piénsatelo bien si te quieres pegar el madrugón ... no fuimos las únicas que nos quedamos por fuera. Verifica también en internet cuándo hay subasta porque no es todos los días.
Hay días que el mercado está cerrado, como los domingos, etc. 
Consulta http://www.tsukiji-market.or.jp
  • Pasear por los jardines del Palacio Imperial
Suena más de lo que es, porque los jardines imperiales son sólo un gran parque, algo descuidado, nada con lo que uno puede tener en la cabeza de lo que es un jardín japonés. Del Palacio Imperial no se ve nada, uno sólo se puede acercar a un puente donde se ve un muro y un estanque, poco más. 

Visita prescindible si no se dispone de mucho tiempo en Tokio, a nuestro entender.

  •  Visitar la Bolsa de Valores de Tokio
Este plan es sólo para quien tiene mucho tiempo o para alguien con interés profesional. Nosotras teníamos tiempo y a Sonia le hacía ilusión visitar la Bolsa de Valores para recordar su época de estudiante cuando fue a la Bolsa de Bogotá. Con la tecnología actual la compra venta de acciones ya no es lo que era. Ahora la bolsa es un espacio vacio, con pantallas gigantes donde se ven los movimientos del mercado y poco más. Incluso esperamos dentro a que "abriera" la bolsa, para ver si por lo menos llegaba gente pero nada, lo único diferente es que se ven mover los números en las pantallas. Mientras esperamos miramos una exposición de fotos de tiempos pasados y toqueteamos los ordenadores para ver cifras económicas, pero no hay más. Visita prescindible.

  • Ver los desfiles en algún festival 
En verano es la época de festivales en Japón, así que es fácil coincidir con algún desfile un fin de semana en algún barrio, pueblo o ciudad. Nosotras tuvimos la suerte de estar en Soka (Tokio) cuando el festival del barrio y luego en Murorán (Hokaido). 

Así que si visitas Japón en verano, no dejes de consultar el calendario de festivales, merece la pena ver alguno de los desfiles y dejarse invitar por los locales, que les hace ilusión ver turistas en sus calles.